BiosConsulting

Equipos de Alto Desempeño

LOGRANDO EQUIPOS EJECUTIVOS EXITOSOS

Encauzar la competencia interna natural es clave para evitar inhibidores de la colaboración

El tema de equipos efectivos es crucial para cualquier organización, ya que el logro de las estrategias y objetivos depende en buena medida de la colaboración entre sus diferentes funciones y personas clave. Sabemos que el éxito de los planes está fuertemente influido por el nivel de consenso sobre los mismos, y que todas las personas estamos habilitadas de manera natural para la colaboración y el trabajo en equipo, hasta que surgen inhibidores para la colaboración.


Para lograr equipos exitosos es imperioso desarrollar capacidades de colaboración interfuncional, tales como

  • Compartir información clave oportunamente, para ajustar las acciones que se están llevando a cabo y asegurar su efectividad;

  • Detectar y aplicar conocimiento especializado sobre el negocio (procesos y mercado), que evite las fallas en la priorización de acciones que realmente puedan impactar los resultados;

  • Impulsar el pensamiento crítico, para resolver problemas y asegurar la calidad en el proceso de toma de decisiones.

 

¿Cómo pueden desarrollarse estas capacidades en los equipos de manera efectiva? Paul Leinwand y Rutger von Post actualmente conducen una investigación de campo con organizaciones globales, y adelantan uno de sus resultados: El desarrollo de las capacidades de colaboración interfuncional enfrenta como uno de sus principales obstáculos la competencia interna entre ejecutivos. Este obstáculo se presenta con demasiada frecuencia, ya que ésta es impulsada por la propia cultura en muchas organizaciones. Esto genera un inhibidor referente a los factores de liderazgo que se requieren para equipos efectivos (Objetivos Comunes y Compartidos y Armonía). La competencia entre ejecutivos se traslada de manera natural a una competencia entre equipos ejecutivos, lo que genera silos de información y autoridad, que obstaculizan la toma de decisiones clara y la ejecución de las acciones requeridas en el negocio, entre otros efectos negativos.


Sus recomendaciones para minimizar estos inhibidores no radican en eliminar el espíritu de competencia, que es parte inherente del perfil de los ejecutivos, sino más bien enfatizar la contribución de cada ejecutivo al logro del equipo, y de igual manera, enfatizar la contribución de cada equipo ejecutivo a los logros del negocio. 


Aunque los impactos positivos y negativos de la competencia en el desempeño de los ejecutivos y los equipos que forman siguen en debate, el hallazgo de estos investigadores ofrece una estrategia para reenfocar positivamente la energía de la organización, aprovechando los “pros” y evitando sus “contras”.


¿Suena simple? Tal vez, pero la implementación de una solución en este respecto presenta retos relacionados con la definición de los indicadores adecuados para los ejecutivos y sus organizaciones. El reto para los líderes es desarrollar los medios que aseguren la claridad de la contribución de cada persona y equipo y al mismo tiempo permita medir el avance del negocio en sus objetivos, lo que -sabemos- provoca más compromiso individual y grupal con la organización.

© 2019 BiosConsulting       Calzada San Pedro No. 100,  San Pedro Garza García, N.L. México C.P. 66220