BiosConsulting

Perspectivas Poderosas para una Ejecución Superior

Ejecución Superior

Equipos Súper Ágiles -

La Colaboración en la Era de la Inteligencia Artificial

 

La cultura de la conectividad ha despertado grandes oportunidades, pero también grandes amenazas ¿Cómo configurar la estrategia correcta?  

La Cultura de la Conectividad llegó para quedarse: en las organizaciones, prácticamente todas las personas cuentan con smartphones a través de los cuales acceden a redes sociales de todo tipo. La promesa de la conectividad es la información al instante, con un impacto directo en la productividad. ¿O no es así? Daniel Goleman, reconocido autor e investigador sobre inteligencia emocional, liderazgo y colaboración en las organizaciones, advierte en su libro "Focus: The Hidden Driver of Excellence" (2013) cómo el exceso de distracciones tales como las redes sociales,  email y la mensajería instantánea está causando dispersión de la  atención de los individuos que les provoca perder de vista lo impor-

  La idea en breve

 

  • Las redes sociales en las empresas no logran sus objetivos debido a que no toman en cuenta las reglas de una red social eficiente.

  • Los Equipos de trabajo súper ágiles surgen dentro de redes sociales eficientes.

  • El riesgo para la organización de un manejo equivocado de la Cultura de la Conectividad, es perder capacidad de ejecución.

tante, y se convierte en una pérdida de capacidad de ejecución. La relevancia de la interacción social en la mejora de la colaboración y efectividad de las organizaciones es indudable, como lo demuestra tanto la experiencia práctica como múltiples investigaciones de campo, y esto ha provocado que muchas empresas hayan volcado sus esfuerzos a potencializar el uso de la conectividad basada en TI para llevar la colaboración a otro nivel, sin embargo, la mayoría de los resultados harían parecer que hablar de la colaboración, en tiempos de la Inteligencia Artificial, es hablar de “aguas inexploradas”.

La Red Social no es La Red Empresarial

Un hallazgo importante de las empresas que han tratado de explotar las redes sociales para el trabajo, es que una red social no se convierte automáticamente en una red empresarial. Es usual que estas plataformas de colaboración tengan un tráfico mucho menor de lo esperado, y en muchos de los casos, con un impacto al negocio difícil de constatar, si no es que nulo.

Las causas están relacionadas con las premisas bajo las cuales opera una red social, en donde se maneja información desestructurada en condiciones de una jerarquía social basada en la atractividad de las personas, entre otros factores. Estas condiciones no son de mucha utilidad en una organización formal (una persona puede rechazar cualquier solicitud de amistad en una red social, pero no así en la red social empresarial de su trabajo).

Al final, las redes sociales empresariales se vuelven un “distractor” adicional, impactando en una reducción de la capacidad de ejecución de la organización.

Diseñando una Red Social Empresarial Efectiva

Una buena parte de las relaciones entre personas y grupos de personas, tanto a nivel presencial como remoto (o en línea) están basadas en reglas que  evolucionaron junto con el género humano, y no han cambiado, ya sea en un ambiente de trabajo, social o meramente recreativo, como lo demuestra la investigación de las redes sociales entre grupos de cazadores-recolectores, realizada por un equipo de académicos de Reino Unido y España, en zonas de Filipinas y el Congo (Andrea Bamberg, Abigail Page, Jesus Gómez-Gardeñes, et al., 2016). Sus resultados sugieren que las redes sociales más eficientes tienen una configuración característica, en la cual se da una combinación de relaciones estructuradas y desestructuradas, que permite aprovechar múltiples fuentes de información y recursos para eficientizar el logro de sus objetivos sociales e individuales. Entre los rasgos de estas configuraciones, aparecen elementos que permiten entender cómo funcionan las redes sociales en línea de la actualidad, y distinguir las adaptaciones que deben considerarse para su aplicación exitosa en las organizaciones, como por ejemplo, el tratamiento de información útil como “objetos” susceptibles de ser intercambiados entre grupos e individuos, o el asegurar la sinergia de objetivos como resultado de un intercambio. Una de las premisas es que la red social empresarial debe simplificar, efectivamente, el logro de los objetivos individuales y departamentales (grupo social al que se pertenece).

Equipos Súper Ágiles

Los equipos de trabajo súper ágiles surgen cuando la red social empresarial de interacción se alinea al mismo tiempo con sus objetivos individuales y grupales, a través de lograr la configuración adecuada, entre otros factores, de relaciones estructuradas y desestructuradas, reglas de interacción y nodos de conexiones. Es importante asegurar la perspectiva de que la TI sea un habilitador de contextos que generen maneras más eficientes para las conductas inherentemente humanas, sin pretender transformar las reglas de interacción social.

La cultura de la conectividad abre la puerta a un universo de oportunidades, pero también implica retos importantes. Para tomar la delantera en la capacidad de ejecución, una organización requiere plantearse este reto de la manera correcta, o enfrentar el riesgo de quedar atrás en la era de la Inteligencia Artificial.

© 2019 BiosConsulting       Calzada San Pedro No. 100,  San Pedro Garza García, N.L. México C.P. 66220